La Agenda de Gran Canaria










   

El origen de la palabra: hidroterapia  deriva de los vocablos griegos HIDOR ( agua ) y THERAPEIA ( curación ), por lo tanto la hidroterapia es la aplicación tópica del agua natural con fines terapéuticos.

Existen otras como  la hidrología medica  y la talasoterapia , que utilizan también el agua como agente terapéutico. Sin embargo, se diferencian de  la hidroterapia en que mientras ésta utiliza el agua natural o potable como medio terapéutico, la hidrología medica utiliza las aguas minero medicinales en toda su amplitud y la talasoterapia el agua marina.

La hidroterapia en  el tratamiento de todo el cuerpo o de algunas de sus partes , gracias a diferentes estímulos tales como la presión , la temperatura, y la composición  química . Esta puede contribuir a la curación de las enfermedades más diversas , pues prácticamente la mejoría producida  en casi todas es importante. También se ejerce un papel importante cuando se une la presión del agua ejercida sobre el cuerpo, en  baños simples o bien con la adición de determinados productos como sales minerales o preparados medicinales .Además el efecto de propulsión de la misma en todo el cuerpo o por acciones localizadas actúa considerablemente sobre el metabolismo, el sistema nervioso y la circulación sanguínea.

 

El entrenamiento en agua presenta una serie de variables beneficiosas respecto al al entrenamiento en seco debido a las características físicas del medio acuático:   La  flotación   ( libera al paciente de parte de su peso ), presión hidrostática     ( alteración en la distribución del volumen sanguíneo, mejora de la circulación de retorno), efectos de la temperatura del agua , etc...

 

 

Historia de la curación con el  agua.

 

EL MUNDO ANTIGUO

 

El empleo del agua por el hombre, bien calmando su sed, en su limpieza e higiene, o como excelente conductor de frío o calor en prácticas terapéuticas, podemos asegurar que se viene utilizando desde el comienzo de la vida en la tierra.         La existencia de balnearios-termas se remonta a tiempos remotos. Las  más antiguas dedicadas exclusivamente al baño halladas hasta el momento son las de la ciudad india de Mohenjo-Daro, cuya fecha es anterior al año 2000 a.C. También han aparecido instalaciones de este tipo en el palacio de Cnosos, en la isla griega de Creta, construida entre los años 1700 y 1400 a.C., y en la ciudad real de Egipto Tell el-Amarna, edificada hacia el año 1350 a.C. Las pinturas decorativas sobre ánforas de la antigua Grecia revelan la existencia de artefactos primitivos similares a las duchas, y Homero habla en La Iliada de tinas para bañarse.

 

Las termas primitivas eran tan sólo dependencias de los gimnasios y tan sólo disponían de agua fría, pero hacia finales del siglo V a.C. se empiezan a convertir en complejas instalaciones independientes, situadas por toda la ciudad, que ofrecen baños de vapor y piscinas (albercas) mixtas de agua caliente, templada y fría. En Grecia y Roma el baño se convertía a menudo en un complicado ritual de cuidados corporales, que incluía la práctica de ejercicio, masajes con aceites especiales, una sucesión de baños a diferentes temperaturas, limpieza a fondo del aceite y el sudor de la piel y al final un nuevo ungimiento con cremas u otros afeites.


Las termas romanas más antiguas que se han conservado hasta nuestros días son las de Stabiano en Pompeya, construidas hacia el siglo II a.C. Su disposición es similar al resto de las que se conservan por todo el Imperio romano. Alrededor de un patio central, llamado palestra, donde se puede practicar ejercicio, se encuentra el apodyterium o vestuario; el caldarium o habitación que contiene el alveus, que es la piscina (alberca) de agua caliente; el laconicum o baño de vapor; el tepidarium o piscina de agua templada, y el frigidarium o piscina fría. En algunas ocasiones todas estas instalaciones se duplican, a un tamaño más reducido, para las mujeres. El agua se traía desde las fuentes, a menudo lejanas, mediante acueductos. Para calentar el interior de todas las estancias se utilizaban una serie de conductos de agua caliente bajo los suelos, que se cubrían con mosaicos decorativos.

Termas  Romanas

 

El sur de Europa 

En el sur de Europa la invasión musulmana se dejó notar incluso en las zonas reconquistadas por reinos cristianos. El Islam no sólo permitió los baños públicos, sino que añadió a las razones higiénicas y sociales otras de tipo religioso, que sirvieron para continuar con la tradición clásica. Todas las ciudades importantes tuvieron al menos un baño público; en España esta tradición se mantuvo incluso en las ciudades cristianizadas donde hubo una cierta población musulmana (morisca). El reinado de los Reyes Católicos, y en concreto la expulsión en 1492 de musulmanes y hebreos, acabó en gran medida con estas costumbres, que a partir de entonces se asociaron a herejes, moriscos o judeo-conversos.

 Entre los baños de la época islámica española cabe destacar el Baño Real del Palacio de la Alhambra en Granada, que contaba con tres habitaciones para las diferentes temperaturas, así como los del Palacio de Medinat al-Zahara, en la Córdoba califal.

orden espiritual y físico en el mundo antiguo

 

Las prácticas del baño como precepto obligado en la eliminación de impurezas de orden espiritual y físico, se nos hacen patentes ya incluso en los textos de los libros religiosos: los baños en el Ganges o en los lagos sagrados que rodean los templos indios, las abluciones ordenadas en el Coran, los baños purificadores indicados en la Ley de Moisés y el Talmud, etc. También en las leyendas y mitología se hace mención a los baños; cuenta Homero que cuando Telémaco busca a Ulises en Esparta, luego que estuvieron hartos de admirar tanta belleza en el palacio, les condujeron a unos baños muy limpios donde unas esclavas les bañaron y les perfumaron conduciéndoles a continuación a las salas de fiestas.

Los griegos grandes impulsores del empleo de los baños con fines higiénicos y sanadores; en los templos de Hércules se prescribían las inmersiones en agua fría para fortalecer los músculos y tonificar el sistema nervioso. Hipócrates, considerado el padre de la medicina, en su obra "Tratado de las aguas, de los aires y los lugares" dice: "El médico debe estudiar el uso del agua a título de agente terapéutico y recomendarla en algunas enfermedades, sobre todo cuando sea preciso combatir el exceso de calor que las fiebres de todas clases provocan en el cuerpo humano". También hace hincapié en la reacción que se produce después de aplicar el agua fría sobre la piel y sus efectos revulsivos.

Los romanos superaron considerablemente a los griegos, creando termas, las más importantes durante el mandato de Nerón y Vespasiano; aún podemos admirar la grandiosidad de los restos de las termas de Caracalla, capacitadas para 3.000 personas. Los médicos romanos que sobresalieron por sus curaciones y que de una forma u otra nos legaron testimonio de sus aplicaciones hidroterápicas fueron Musa, Charmis, Arateo, Galeneo, Celio Aureliano y Pablo de Egina, Musa de origen griego, médico de Augusto, alcanzó casi la divinidad al curar al César de una dolencia hepática con la aplicación de compresas y baños fríos; en su honor se erigieron numerosas estatuas.

Según Galeno, los médicos romanos de su época se dividían en HIDROFILOS e HIDROFOBOS. Los hidrófilos a su vez   se clasificaban en PSICROFILOS (utilizan agua fría) y los TERMOFILOS (que usaban agua caliente). El primer médico que en sus escritos hace mención al uso de esponjas empapadas en agua fría, fue Coelius Aurelius, en el siglo IV de nuestra era.

LA EDAD MEDIA

 

Durante la edad media, se ignoran por completo las prácticas hidroterápicas, y es en la corte de Luis XI donde se reanudan el gusto por el baño y el masaje. A mediados del XVI y principios del XVII, cuando el Renacimiento, junto con las artes se impulsa la utilización del agua como agente terapéutico, se actualizan los textos hipocráticos y galénicos y de la mano de Mercurialis se utilizan la gimnasia y afusiones de agua fría. Contemporáneos suyos fue  Nicolás Mordane, que unió al empleo del agua el de la nieve y el francés Ambrosio Pareo , quien demostró la conveniencia de lavar con agua limpia y abundante las heridas, incluso las producidas en cirugía.

Es en 1697 cuando el médico inglés Floyer recopila y resume en una obra todas las prácticas hidroterápicas conocidas hasta el momento; lo titula "An Inquiry into riht use of baths" fundando el primer establecimiento hidroterápico, donde en sus modestas instalaciones se administraba a los pacientes una revolucionaria terapéutica que consistía en la provocación de calor mediante la aplicación de envolturas calientes y posteriormente afusiones de agua fría.

A lo largo del siglo XVII, por toda Europa se extienden los rumores sobre las asombrosas curaciones obtenidas con el agua; el estado de salud en que se encontraban los habitantes se cita por el  Morejón, en la que dice: "Las erupciones cutáneas de toda clase se desarrollan profundamente, contagiándose de unas familias a otras, aumentando la lepra, la sarna, y muy en especial las enfermedades tiñosas, que tardaron muchos años en desterrarse de Europa". 

En 1712, Hoffman publica su obra "De aqua medicina universali"; sus métodos, muy difundidos, crearon escuela. En Alemania los Hahn, especialmente uno de sus hijos, Segismundo, que publicó "Heilkraftdes frischen Wassers" cuya octava edición se publicó en 1936; en ella se indicaba el uso del agua en todas las enfermedades, tanto externas como internas, bebida inmediatamente al levantarse y durante las comidas, fueron encarnizados enemigos del uso de medicamentos. Johann, el hermano menor, fue médico personal del rey de Prusia; premiado con un condado, fomentaba el uso del agua en las enfermedades crónicas, agudas y fiebres exantemáticas, haciendo especial hincapié en su utilización contra la viruela, sarampión, erisipela, etc.En 1771, el ruso Samolowits, que era médico personal de la Emperatriz Catalina II, utilizó contra la peste que asoló Moscú lociones y aplicaciones de agua helada con innegable éxito.En Francia, la clase médica se interesó vivamente por los nuevos tratamientos especialmente los cirujanos militares Lombart, Perey y Larrey, que emplearon el agua para tratar las heridas producidas en campaña, consiguiendo asombrosas curaciones en las heridas producidas por armas de fuego. Pomme, al que no pocos colegas trataron de loco, sanaba todas las dolencias del sistema nervioso manteniendo a los enfermos sumergidos durante tres, seis, doce e incluso veinticuatro horas en agua que mantenía a una temperatura de 10 grados, añadiendo hielo cuando subía la temperatura; como complemento mantenía a los pacientes con tisanas, leche y caldo por todo alimento.En Inglaterra, Currie, influenciado por las experiencias de Wright, dio un impulso más científico y clínico a las aplicaciones del agua fría. Wright, en su obra "Medical Facts and Observations", relata sus experiencias vividas a bordo durante la travesía que efectuó de Jamaica a Inglaterra, y que sirvió de base a sucesivos estudios; dice que siendo preso de una fiebre maligna, pudo observar que el aire frío del mar aliviaba su estado febril, que se agravaba al estar en cama arropado en su camarote como el resto de los enfermos; esta circunstancia le hizo decidir a probar en sí mismo una teoría que tenia desde hacia tiempo; influenciado por las ideas Hipocráticas, de desnudó sobre el puente y ordenó que le arrojaran sobre el cuerpo varios cubos de agua del mar. Pasado el primer choque brutal, comprobó que pasados unos instantes se sentía aliviado; repitió el baño durante unos días, quedando completamente curado. Ante el éxito, repitió el tratamiento con el resto de compañeros de travesía aquejados de la fiebre, siendo el resultado totalmente satisfactorio. A su llegada a Inglaterra presentó antes los más eminentes médicos ingleses sus conclusiones, sanando con afusiones de agua fría infinidad de enfermos de tifus y fiebre amarilla. En 1793, Currie publica una gran obra, en la que recopila experiencias en hospitales y describe el tratamiento a que él personalmente ha sometido a 153 pacientes afectados de fiebre contagiosa y que mediante la aplicación del agua fría han sanado. Sienta unos postulados conocidos por "Las bases hidroterápicas de Currie", en los que se definen los efectos del agua fría en el organismo:

Sustracción del calor.,Sedación del sistema nervioso.,Aumento de la vitalidad de las partes.

A pesar de estos primeros pasos, es posible que el método hidroterápico estuviera marginado de la medicina ortodoxa, si no hubiera sido por un alseano, Vizenz Priessnitz, 1799-1851, nacido en Grafenberg, parte de la Silesia austriaca, semi-analfabeto; tuvo que trabajar de pastor desde muy niño, ya que su padre quedó ciego y tuvo que hacerse cargo de la familia. Dotado de un poder de observación muy acentuado, fue observando que cuando enfermaban los animales domésticos se mejoraban aplicándoles compresas mojadas cubiertas de paños de lana o mantas; también los cura de fracturas mediante el agua. Todo esto le hace adquirir una experiencia que al sufrir un grave accidente en el que se produce la rotura de varias costillas y dándole los médicos por inválido, se le presente la posibilidad de probar en sí mismo la cura hidroterápica. La experiencia es positiva y sana por completo; a partir de entonces los habitantes de su pueblo y más tarde los de la comarca no cesan de acudir a Priessnitz para que los sane. Con la práctica va perfeccionando su técnica, a los veinte años su fama rebasa Silenia y se extiende por toda Austria. En 1821, abre el primer establecimiento donde asistir a sus numerosos pacientes, que la autoridad, obligada por la denuncia de la clase médica no tarda en cerrar. Dos años después vuelve a abrir otra consulta; su técnica ha mejorado notablemente, los baños y afusiones de agua fría con esponjas las sustituye por baños de golpe, después de los chorros. Somete a los pacientes a transpiraciones bien mediante trabajo, ejercicios o calor, para después sumergirlos en agua fría. Al principio después del baño de vapor envolvía a los enfermos en mantas, mas cambia el procedimiento para sustituirlo por sábanas mojadas dando fricciones sobre ellas. En 1826 asistió en Viena al Archiduque Anton y en 1833 a la Emperatriz de Austria. En su magnífico establecimiento construido con la ayuda del gobierno austriaco, llegó a albergar hasta 1.800 pacientes anuales de todos los rincones de Europa.Priessnitz murió colmado de gloria y dueño de una inmensa fortuna; su único colmado de gloria se debe a su hija Sofía, que le hizo de secretaria; se tituló "Libro familiar del agua". También su obra ha llegado a nosotros en forma de testimonios de varios médicos alemanes que habían seguido su trabajo incluso como pacientes y que posteriormente fundaron numerosos sanatorios hidroterapeuticos a lo largo de Alemania.

Fleury agrupó en una gran obra, "Tratado de la Hidroterapia", todas las practicas hidroterápicas, sentando las bases de los libros de texto en la Universidad y que pasó a conocerse como "método francés", y que tras ciertos tecnicismos y con la jerga profesional de la clase médica no eran otras cosas que las practicas de Priessnitz, recogidas por Rausse en la obra "Esencia de la cura de agua en Grafenberg".

Otras de las grandes figuras de la hidroterapia fue el religioso Sebastián Kneipp, que ejerció en Worishofen de 1854 a 1897 en que falleció. Kneipp, en 1889 fundó un gran balneario, dado la gran cantidad de pacientes que acudían para ser tratados en él mediante aplicaciones de agua fría acompañados de la toma de plantas medicinales.Publicó dos libros que vieron la luz infinidad de ediciones en numerosas traducciones: "Micura del agua" (1887), y "Mi testamento" (1893); en ellos, con minuciosidad junto a la técnica de aplicación del agua fría, une los consejos de aplicación de plantas medicinales, uso que difundió por todo el mundo y cuyas fórmulas se comercializan en la actualidad en varios países.Los métodos empleados por Kneipp se iniciaban con paseos con los pies descalzos sobre hierba o superficies húmedas y frías, que en algunos casos se continuaban en estanques que cubrían desde los tobillos a la ingle; también aplicaba compresas mediante grandes toallas dobladas a lo largo y mojadas en agua fría que se aplicaban en forma de T, mientras permanecía el enfermo echado, cubriendo las compresas con mantas secas.Dándose cuenta de que el agua por sí misma carecía de virtudes curativas y se limitaba a ser el vehículo que provocaba reacciones que movían al organismo a sanar, con motivo de mantener el cuerpo en el grado más óptimo de excitación, antes de administrar al enfermo cualquier tipo de aplicación del agua fría se aseguraba por medio de fricciones o ejercicio de que el paciente estuviera caliente y sudando.


 Tipos de Agua para  tratamientos de Hidroterapia

 

 

  • Agua natural o potable

    El agua pura y natural es un líquido inodoro e insípido. Tiene un matiz azul, que este sólo puede detectarse en capas de gran profundidad. Su composición es de dos volúmenes de hidrógeno y uno de oxígeno, tal como se expresa en su fórmula : H2O.

  •  Agua minero -  medicinal

El Agua mineral o  agua de manantial contiene sales minerales o gases y que, por tanto, puede tener efectos diferentes sobre el cuerpo humano que el agua corriente. Se suelen  clasificar en: alcalinas, salinas, ferruginosas, sulfurosas, aciduladas y arseniosas. Las aguas minerales más notables son las de Vichy, Tehuacán, Apollinaris y Caldas de Malavella, bicarbonatadas; Apenta, Friedrichhall y Ledesma, aguas salinas ricas en sulfatos; Karlovy Vary, Marienbad, Solares y Cestona, ricas en cloruro sódico; Lanjarón, ferruginosa; Aquisgrán, Baden y Aix-les-Bains, sulfurosas; Bath y Baden, arseniosas; y Panticosa, rica en nitrógeno.

  • Talasoterapia: Agua Marina

El agua de mar posee una gran variedad de componentes y que varían por diferentes motivos; por una parte la acción de la evaporación, el aporte del agua desde la tierra y por otra la acción de los organismos marinos. La coloración es variable, con frecuencia los colores  van de la escala verde a azul, según sea la profundidad y la naturaleza del suelo sumergido; su sabor  es salado - amargo, carece de olor y si lo tiene es característico debido a la composición  de las algas y de la materia orgánica existente en su proximidad. La temperatura varia según  la latitud y la profundidad.

" El   Agua como Terapia "

 

 

Las aplicaciones de agua fría, que se hacen generalmente sobre un cuerpo que se haya calentado previamente y en un ambiente también cálido, estimula el metabolismo y la producción activa de calor. También se efectúan de agua caliente, siendo estas mas recomendadas cuando se deben efectuar sobre una persona debilitada, con el cuerpo frío o deprimido, estos baños relajan y disminuyen la presión arterial. Se recomienda siempre terminarlos con una  ducha  de agua fría.

En todos los casos después de aplicado el baño, solo deben secarse los cabellos y la cara, dejando el resto del cuerpo húmedo envuelto en una manta , albornoz  o con abrigo.  

Los ejercicios realizados con monitores - Fisioterapeutas  o profesionales en este tipo de terapia - en  balnearios- piscinas utilizan  el agua como el mejor elemento para trabajar cada parte del cuerpo en personas con problemas , haciendo grandes y sorprendentes logros en los músculos ,articulaciones y  movilidad  que por diversas razones -ya sean temporales o definitivas no puedan tenerlas el propio paciente. El agua es un elemento esencial para el organismo, pues ya sea en forma de linfa o de sangre transporta, disuelve, distribuye los alimentos por las células, remueve residuos, etc.

Tanto su ingestión (agua pura, preferentemente de fuente mineral, o en forma de infusiones) y su uso en baños de limpieza diarios, como su aplicación a través de métodos específicos, constituyen una manera segura de utilizar la naturaleza para conseguir el equilibrio del cuerpo.

El agua caliente relaja las contracturas; por ello, la hidroterapia ha sido muy útil en el tratamiento de trastornos como distensiones y estiramientos musculares, fatiga muscular y dolores de espalda. El calor se suele utilizar junto con masajes u otros tratamientos manipulativos o estimulantes, como baños de remolino.  El agua es también útil en la fisioterapia ya que los pacientes que llevan a cabo los ejercicios en un medio flotante pueden movilizar las zonas debilitadas de su cuerpo sin tener que vencer la fuerza de la gravedad.

Conceptos de la temperatura del agua según sus grados centígrados.

  • Agua muy fría, de 8 a 12º-C
  • Agua fría, de 12 a 16º-C
  • Agua fresca, de 16 a 20º-C
  • Agua quebrantada, 20 a 26º-C
  • Agua templada, de 26 a 30º-C
  • Agua caliente, de 30 a 40º -C
  • Agua muy caliente, más de 40º-C

 

Diferentes modalidades dentro de la hidroterapia:

Chorros: 

      Consiste en aplicar el agua con chorros a diferente presión y temperatura. Se suelen aplicar a una distancia de 2 4 metros de la persona utilizando una manguera de presión de 3 4 mm de diámetro.

Baños:

      Los baños mejoran el metabolismo corporal y están indicados en el tratamiento de problemas de hipotensión, migraña, problemas circulatorios, reuma, enfermedades de la piel, depresión y estados de nerviosismo; sin embargo, están contraindicados en caso de hipertensión, insuficiencia cardiaca, varices inflamadas, infarto de miocardio y tromboflebitis.

      La duración del baño debe ser de 10 20 minutos para baños completos y de 6 30 segundos cuando el agua empleada sea fría; por otra parte, si el baño emplea agua fría y caliente de forma alterna, se aplican 5 minutos de agua caliente y 10 minutos de agua fría.

El beneficio de los baños se ve potenciado si al agua se añade aceite esencial de plantas medicinales (Aromaterapia).

Sauna:

      El empleo terapéutico de los baños de vapor se conoce desde la antigüedad y tiene su origen en Finlandia hace unos 2.000 años. El uso de la sauna se recomienda para estimular las defensas y prevenir los catarros, en caso de problemas de las articulaciones y del sistema circulatorio, y también cuando existe agotamiento físico o mental.

     No conviene usar en caso de enfermedades como: 

     Infecciosas agudas, hipertensión, insuficiencia renal, insuficiencia   hepática, hipertiroidismo, problemas 

     inflamatorios    del sistema venoso (varices, tromboflebitis...)o arteriosclerosis.

La temperatura de la sauna  generalmente es de 60º C, pero puede llegar a elevarse a 95º C dependiendo de la capacidad de resistencia de la persona; y la duración es de 2 veces durante 8 minutos.

  Vahos e inhalaciones:

 Se trata de aplicaciones calientes de vapor de agua que actúan sobre el organismo activando la circulación.

Los vahos son útiles además por su efecto descongestionante de las vías respiratorias, limpiando la piel de toxinas y estimulando el metabolismo, y se emplean para tratar los problemas respiratorios que van acompañados de congestión nasal, las migrañas y el acné.

Por su parte las inhalaciones se recomiendan el caso de asma bronquial, enfisema pulmonar, neumonía, infecciones de las vías respiratorias y bronquitis.

Envolturas:

      Consiste en envolver la parte del cuerpo afectada con un paño húmedo impregnado en agua fría, de este modo al absorber el calor del cuerpo mejoran la circulación y se usa en el tratamiento de inflamaciones, contusiones y dolores de tipo muscular o articular, principalmente.

 

 Algunas otras  técnicas :

  • Técnicas de movilización activa asistida 

  • Marcha en piscina

  • Natación terapéutica

  • Técnicas de estilos de natación terapéutica.

  • Acciones de las aguas mineromedicinales.

  • Fango terapia, etc...

 

La aplicación de duchas de agua a diferente presión y a diferente temperatura según la patología a tratar, siguiendo un tratamiento progresivo y con dosis perfectamente graduadas, ya que estímulos débiles debilitan el organismo y estímulos demasiado fuertes lo dañan (el agua caliente tranquiliza y tonifica el sistema nervioso, pero si la temperatura es excesiva o la duración del baño es muy prolongada puede provocar nerviosismo e insomnio).

 

Muy importante a tener en cuenta son  las Indicaciones y contraindicaciones que proporcione el terapeuta ; para ello se debe inicialmente realizar un estudio para  marcar las pautas a seguir según cada paciente.

 Modificaciones en el Organismo

Si anteriormente se ha dicho que el agua se limita a ser el intermediario directo de efectuar modificaciones importantes, éstas las podemos clasificar en tres apartados. Reacción : nerviosa, circulatoria y térmica.

Reacción nerviosa

La reacción nerviosa, es una reacción de sensibilidad, que varía según la temperatura del agua; con el agua fría se excita en su más alto grado la sensibilidad periférica, especialmente los vasos superficiales, lo que hace que el sistema nervioso recobre y aumente el tono, de ahí que esta reacción sea  tónica. El agua muy caliente, al igual que sucede con el agua fría, excita sin llegar a poseer la acción tónico-sedativa en la misma intensidad. El agua caliente produce sobre el sistema nervioso un efecto menos marcado, más agradable, más sedante, con la única contrapresión. El agua templada carece de excitación, produce una acción sedante y ligeramente tónica.

 

Reacción circulatoria

La reacción circulatoria se concreta en producir según la temperatura del agua de la vasoconstricción a la vaso dilatación. Al contacto con el agua fría los vasos periféricos se contraen, palideciendo la piel y el corazón reduce sus latidos alimentando la presión arterial; pasados unos momentos, la piel enrojece, baja la presión arterial y el corazón acelera sus latidos. Con el agua muy caliente se producen los dos mismos fenómenos, primero vasoconstricción con hipertensión y más tarde vaso dilatación con hipotensión, este último más acentuado. Con el agua caliente las anteriores modificaciones son mucho menos intensas. Con el agua tibia o templada no hay o son poco perceptibles las modificaciones circulatorias.

Reacción térmica

En la reacción térmica, con la aplicación del agua fría, el organismo a través de la sangre fuerza una distribución del riego sanguíneo destinado a disminuir la pérdida de calor; según la duración de la aplicación, la fase de vasoconstricción dura más o menos tiempo. Con el agua caliente, la defensa orgánica se organiza mediante una vaso dilatación periférica enérgica y por la transpiración. Con el agua tibia o templada apenas existe modificación en la temperatura.

Aparte de las reacciones generales expuestas, también existen determinadas reacciones locales. Es curioso que al aplicar frío sobre determinada superficie de nuestro cuerpo se reacciona o modifica el funcionamiento de algún órgano determinado; una aplicación de frío detrás de una oreja aumenta momentáneamente los latidos del corazón.

 

TALASOTERAPIA:

Es una variedad de la hidroterapia en la que se emplean el beneficio de las sales marinas contenidas en el aire, y consiste en pasar estancias más o menos prolongadas junto al mar.

El beneficio de esta terapia se centra en enfermedades respiratorias y dermatológicas preferentemente.

Además de los paseos por la orilla del mar para respirar aire marino y beneficiarse del sol y del agua del mar, los tratamientos suelen ir complementados con ejercicio físico, hidroterapia con agua de mar y baños de lodo. 

 

 

HIDROCINESITERAPIA

Daremos un resumen a una técnica dentro de la  fisioterapia en el medio acuático :La hidrocinesiterapia : hidroterapia + cinesiterapia ( tratamiento de las enfermedades por los  movimientos y el ejercicio muscular),  es cada vez mas usada en el campo de los fisioterapeutas ; la misma dedica su aplicación en el campo de los enfermos respiratorios obstructivos. En el mismo  se reentrena al paciente con síndrome obstructivo al esfuerzo en el medio acuático. 

Los enfermos respiratorios obstructivos sufren un aumento del trabajo respiratorio. Frente a esta situación el entrenamiento en inmersión presenta una serie de ventajas:  la presión hidrostática sitúa el  diafragma  en una posición mas espiratoria. El ambiente cálido, la actividad física y el alto porcentaje de humedad  en el aire ambiental favorecen la expulsión de secreciones y, por lo tanto, disminuyen las resistencias en la vía aérea.

El cuadro o protocolo de entrenamiento es de unas 4 veces por semana con una duración de 30 minutos. En el mismo se suele incluir : 

  • Ducha nasal.

  • Protocolo de ventilación dirigida en seco.

  • Ventilación dirigida en inmersión.

  • Recorrer 6 piscinas de 25 metros en crowl con una tabla en las manos.

  • Recorrer 6 piscinas  de 25 metros: 2 en modalidad de espalda, 2 a crowl , y 2 a braza.(La distancia es variable , puede disminuirse al principio para luego ir aumentando).

  •  Ejercicios de musculación.

  •  Ejercicios de estiramiento.

  •  Relajación.

LOS BALNEARIOS: EXPERTOS EN HIDROTERAPIA

Nuestro país es privilegiado en fuentes termales, y dispone de Balnearios y Hoteles-balneario . Todos ellos expertos en las distintas técnicas de hidroterapia como:

Duchas y chorros; duchas escocesas; baños de burbujas; baños de agua fría y muy fría; baños de agua tibia, neutra; baños de agua muy caliente; baños de remolino; baños carbónicos; masaje bajo el agua ...

La aplicación de la hidroterapia  es altamente beneficiosa pero es muy  importante el conocimiento previo del paciente, para aplicar en cada caso específico una u otra terapia. El agua es "Fuente de Vida", cuidémosla.

 

  2005